Protege a tu Pastor Alemán de los Parásitos


Por: Víctor Alvarado


"Una onza de prevención vale una libra de tratamiento" Benjamín Franklin

El entrenamiento al aire libre es un escenario ideal para las plagas que acechan y luego atacan a los amados perros, y después enfermarnos a nosotros mismos. Las acciones de prevención y combate a estos posibles invasores son muy variadas, pero conozcamos sobre ellos.


Ectoparásitos: quizá estos sean algunos de los insectos más conocidos, asociados con los perros. Estas plagas prefieren vivir en la superficie de la piel de su perro y se pueden conseguir fácilmente en aventuras al aire libre y hasta pueden entrar a su hogar.


Pulgas: generalmente, a los perros se les pegan las pulgas de otros animales. A simple vista es muy difícil ver las pulgas, pero sus picaduras pueden causar irritación e inflamación severas. Sin duda alguna, si su perro está infectado se rascará y morderá la piel casi incesantemente.


Garrapatas: se pueden sujetar fácilmente en pastos altos y áreas boscosas. Más que simples chupasangre repugnantes, las garrapatas infectadas pueden transmitir la enfermedad de Lyme, un padecimiento bacteriano grave que también puede transmitirse a los humanos.


Ácaros: igual que con las personas, los ácaros existen naturalmente en los perros, pero en cantidades excesivas pueden causar problemas graves de piel. Los ácaros del oído son otra preocupación común. Son altamente contagiosos y generalmente pasan de los gatos criados al aire libre a los caninos; sin embargo, generalmente los humanos son inmunes. Las excesivas sacudidas de la cabeza y rascaduras de oídos/ cabeza son, normalmente, estos obsequios muertos.


Parásitos internos: los perros pueden contraer parásitos internos en diversas situaciones, pero regularmente se transmiten cuando un animal ingiere involuntariamente huevos de parásitos del suelo, del agua, los alimentos o las heces contaminadas.


Gusano del corazón: la picadura de un mosquito infectado puede causar la enfermedad del gusano del corazón a un perro desprotegido, una de las infecciones más prevenibles y potencialmente mortales.


Tenias: existen varios tipos de tenia, pero la más común es causada por la ingestión de alguna pulga infectada. Por lo general, se instalan en el intestino delgado de su perro, donde continúan su alimentación y desarrollo. Las tenias comprometen la nutrición de su mascota y pueden contribuir a la pérdida de peso, letargo y una variedad de problemas.


Anquilostomas: estos desagradables parásitos intestinales pueden ser ingeridos olfateando o comiendo tierra o heces contaminadas. Los anquilostomas literalmente se adhieren en el revestimiento del intestino de su perro y dejan agujeros a su paso, lo cual podría producir anemia, debilidad, pérdida de peso y hasta la muerte.


Por supuesto, estos son sólo algunos ejemplos de las muchas plagas que pueden afectar a los perros, por eso es importante la prevención.


Antes que nada recordemos que somos los únicos defensores y responsables de nuestros perros, que depende de nosotros ofrecerles un entorno limpio y seguro para garantizarles su desarrollo. Sigue las siguientes recomendaciones:


  • Durante todo el año suministre un preventivo masticable contra el gusano del corazón, según las recomendaciones de su veterinario. Es una forma económica y altamente efectiva de prevenir enfermedades.

  • Los preventivos de pulgas y garrapatas abundan. Podemos elegir entre las opciones masticables, collares y tópicos. Consideremos el estilo de vida de nuestro perro, según las recomendaciones de su veterinario.

  • El cepillado y el trato regular ayuda mucho. Además esto proporcionará un tiempo de interacción de calidad y también podremos explorar y anticipar cualquier problema potencial de la piel.

  • La higiene en el patio. Mantenerlo libre de heces y orina.

  • Después de pasar tiempo en áreas boscosas siempre revisa la piel de tu perro. Si encuentras una garrapata ten mucho cuidado al eliminarla, pero no es recomendable tratar de retirarla con jaloneos. Es mejor aplicar un garrapaticida; en la actualidad hay muchos.


Indispensable

Algo más a considerar es su régimen de nutrición y su papel sobre la defensa inmune, especialmente contra los posibles invasores patogénicos o virales. Al igual que nosotros, los perros tienen una inmunidad natural que han desarrollado a lo largo de su vida, pero, desafortunadamente, eso no siempre es suficiente para evitar daños o enfermedades. Algo que usted puede hacer para ayudar a mantener la inmunidad de su Pastor Alemán, es suministrar una dieta de alta calidad y nutracéuticos que contengan minerales como el selenio orgánico, zinc orgánico y cobre orgánico, ya que estos ayudan a promover la función y la fuerza apropiada del sistema inmune y contrarrestar el daño oxidativo causado por las infecciones.


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo