¿Por qué es importante trabajar con tu perro?


Por. José Antonio Gómez Morante


Esto va más allá de sólo tener un perro, para lo que te guste hacer o criar, bien sea para exposiciones de conformación (Belleza), compañía o protección de la familia y, más aún, si quieres practicar algún deporte, para los que tenemos perros de trabajo o para los que tenemos perros de exposición, lo más importante es tener un ejemplar completo que pueda realizar la función para la que fue creado o desarrollado, todos nos sentimos orgullosos de nuestros perros y más todavía de nuestras crías, como criadores. ¿Cómo podremos saber si en realidad vamos por el camino correcto si no te pones a prueba y trabajas con tu perro?


El adiestramiento y el trabajo son partes importantes de la vida de cualquier perro y es esto por varias razones. Les proporciona estimulación mental que ayuda a mantener feliz a tu perro, y si se combina con ejercicio será un perro completo y le ayudará a tener una mente sana. Todos los perros, sin importar la raza, necesitan del ejercicio mental dado que no es suficiente la actividad física sola.

El trabajo bien planeado ayuda a los cachorros a crecer de la mejor manera, estimula su mente y crea un vínculo con el dueño, ayuda además a formar un carácter fuerte y mente balanceada para poder convivir adecuadamente en el entorno que se le destine.


Es importante trabajar con ellos desde cachorros para desarrollar sus cualidades físicas y mentales en potencia, sin caer en excesos que puedan perjudicarlo en la vida adulta, los cachorros requieren de mucha actividad más no de mucho ejercicio de entrenamiento o preparación física, como correr o saltar a temprana edad, hay que esperar hasta que sus huesos estén fuertes y su desarrollo físico -en las diferentes etapas de su crecimiento- permitan cada vez más ejercicio para formar músculos fuertes.

Desde temprana edad se puede iniciar la formación para un entrenamiento formal y que esto sea parte de su desarrollo mental y de sus instintos, además nos ayuda a empezar a tener un perro controlado, esto no disminuye el carácter, al contrario, lo fortalece y lo hace más sociable sin perder su instinto de protección, un perro agresivo con otros perros o personas no necesariamente tiene carácter fuerte. Otro mito muy difundido dice que no hay que entrenar a los cachorros desde pequeños porque les matas el carácter; al contrario, con el ejercicio los fortaleces y puedes tener el perro que forjaste en tu mente, que sea como lo describen todos los autores y por lo cual probablemente te enamoraste de la raza.


El trabajo y la capacidad respectiva deben ser tan importantes como la estructura, ¿de qué sirve un perro con una estructura espectacular como para ser el mejor en una exposición, si no puede trabajar o sólo pasó la prueba requerida para su título?, después de todo, nos gusta la raza de trabajo que haga su trabajo.

Si crías perros de trabajo, ¿cómo podrás saber si vas por buen camino? ¿cómo sabrás si es lo que tienes en mente, si tu perro no trabaja o lo hace a medias? Si eres dueño ¿cómo sabes qué perro tienes si no trabajas con él?

El entrenamiento beneficia tanto al perro como al dueño; en un entorno familiar se vuelve un perro con control no peligroso en diaria convivencia y el vínculo que crea hace que su instinto de protección se vaya desarrollando hasta llegar al punto de conocer a la familia cercana y los allegados a la familia, pero desconfiado de los extraños.

Sin importar si tu perro es de líneas de exposición o trabajo, es de suma importancia trabajar con él o proveerle la oportunidad de desarrollar sus instintos e impulsos (drives), después de todo es una raza de trabajo, el entrenar únicamente para pasar una prueba no es suficiente para tu perro, sobre todo si tiene las habilidades para desarrollar un trabajo o deporte. El entrenamiento beneficia tanto al perro como al dueño.


Cuando un perro está entrenado y trabaja con frecuencia se comportará de la manera que se espera y se desarrolla lo que les brinda felicidad y, como resultado, es más probable que su perro tenga una esperanza de vida más larga.


El entrenamiento adecuado del perro ayudará a promover un vínculo profundo entre tú y él, que durará y se reflejará en las competencias, exposiciones o como compañía y protector de la casa.


Hacer actividades juntos es un aspecto importante para conectarse con su mascota. La clase de obediencia u otro entrenamiento puede ser una experiencia de aprendizaje para ambos y es una excelente manera de obtener mucha interacción positiva. Si el perro no te respeta, no te escuchará. Esto puede convertirse rápidamente en un problema fuera de control, especialmente para perros más grandes como los pastores alemanes.


Es importante establecer tu posición como líder de manada dentro del hogar. El orden social es una parte intrínseca de la vida de un perro. Como dueño de un perro, debes poder simular este orden en tu hogar.


Un componente para establecer su papel como alfa es el vínculo entre el perro y tú, pero es igualmente importante afirmar su dominio. La relación entre el alfa y el resto de la manada no es mala ni controladora; es una relación basada en el respeto mutuo y la supervivencia. Tu perro reconocerá que estás a cargo y tú te asegurarás de que se mantenga fuera de peligro.

Si tu cachorro siente que necesita su aprobación como el mejor perro del grupo, naturalmente querrá comportarse de una manera que la obtenga. El resultado será un perro bien entrenado que no tendrá problemas para seguir tus órdenes.


La compañía de nuestros caninos puede ser uno de los mayores regalos de la vida. Asegurarte de que tu perro esté bien entrenado puede significar que tener un perro sea una experiencia aún más agradable.

CREANDO VÍNCULOS MÁS ESTRECHOS.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo