Jubilación de héroes caninos


Por. César Miguel Delgado Contreras


En épocas recientes, y gracias a la sensibilidad de algunas instituciones gubernamentales se han llevado programas oficiales en donde algunos perros fueron jubilados después de haber servido a la nación, lo cual es muy loable y susceptible de reconocimiento, tanto para las instituciones que jubilaron a estos canes, como para las familias que se hicieron cargo de los héroes caninos al adoptarlos y ofrecerles el calor de hogar durante sus últimos días de vida. Estos procesos de jubilación se han llevado a cabo en conjunto con la Federación Canófila Mexicana, quien se ha dado a la tarea de buscar a las familias ideales para cada can de entre miles de solicitantes que han externado el deseo de ser beneficiadas al tener la oportunidad de integrar un nuevo ser a la familia.

Los perros que son jubilados en estas corporaciones ya podrían considerarse como de la tercera edad, si comparamos ese término con los humanos, algunos de ellos presentan los achaques propios de un adulto mayor y que deben ser atendidos igual como lo están en las diferentes corporaciones. Los familiares que reciben estos canes deben estar en la plena consciencia de que son temas que no se deben soslayar sino, por el contrario, se debe prestar especial atención a ello. Al fin de cuentas se lo merecen como recompensa a este largo tiempo que han dedicado al trabajo.

Cabe hacer mención que los binomios (nombre que se le da a la pareja que forman el perro y su manejador) hacen una labor increíble en el campo laboral, ya que se logra un entendimiento muy alto entre ellos y se llegan a conocer perfectamente bien de manera mutua, y esa estrecha relación es en parte la que ha motivado a que todos estos perros tengan un trato digno durante toda su vida en el destacamento, preocupación principal del manejador de cada perro, quien procura en todo momento la salud de su canino, en primer lugar por ese cariño arraigado por la diaria convivencia y también para buscar el mejor desempeño del canino sin que tenga ningún tipo de molestia o algo similar.


Estos perros que son considerados unos héroes por la Federación Canófila Mexicana, son tratados con mucho cariño y respeto por sus manejadores caninos, es por eso que la fuerza del binomio es muy grande y el trabajo desempeñado muy sobresaliente; en todos lados donde se para un binomio llama la atención, son perros muy eficaces en su tarea y están perfectamente bien orientados por sus manejadores, quienes aparte del entrenamiento y cuidados, les brindan todo el cariño que tienen para dar, se nota eso perfectamente cuando llega la despedida, se refleja todo ese sentimiento positivo que se tienen mutuamente. Cabe destacar que ellos como manejadores o binomio tienen la primera opción de ser seleccionados cuando el can es jubilado, pero tristemente no todos tienen posibilidades de quedárselo, las razones pueden ser diversas, pero sin duda, no queda en el ánimo del manejador el querer seguir gozando de su compañía, hay veces que simplemente no se puede, pero seguros estamos de que la nueva familia se hará cargo de que este héroe canino, que a su edad adulta recibirá todo el cariño y atenciones que se le pueden dar, dentro de un ambiente familiar tranquilo, cariñoso, relajado y, sobre todo, rodeado de un entorno de mucho cariño y respeto.


Sabemos de todo el bien que generan estos perros y sus manejadores, conocemos de la importancia que ellos tienen en nuestra vida, que tal vez muchas veces no nos percatamos de ello, pero son imprescindibles para la seguridad de varias zonas y situaciones, son héroes caninos, pero de igual manera les llega la consecuencia inexorable del tiempo y con ello su vejez, la cual debemos guiar siempre por el mejor camino, cuidando hasta su último aliento, porque sin duda, es algo que lo tienen muy bien merecido.


¡Que vivan los héroes caninos por siempre!

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo