Factores que intervienen en el trabajo de protección


Por. Gerardo Heredia Velasco


Factores internos:

· Instintos

· Carácter

· Sentidos


INSTINTOS

Presa.- Sin duda el más importante en los trabajos de protección, nos da perros alegres, dispuestos a ir de todas todas, velocidad y hasta cierto punto perros muy voluntariosos.


Agresión.- Sumamente importante, con este instinto vemos la dureza en un perro. Debe estar presente, pero siempre en un equilibrio con la presa. Perros agresivos sin presa son perros que nunca podrán hacer un buen trabajo.


Evasión.- Para mí es la parte fina que en el perro debe estar presente, pero sin dejar desbordarse, ya que tendremos perros miedosos o peligrosos. Teniendo los ingredientes instintivos que influyen en el trabajo de protección, trataré de explicar un poco más.


La presa nos ayuda a tener perros activos, dispuestos a ir tras su objetivo, no tener miedos, en una palabra perros que quieren.


La agresión es mucho más compleja; sólo diré que tenemos agresión ofensiva y defensiva; obvio, requerimos de una agresión ofensiva, el problema radica en querer estar combatiendo o en alejar para sobrevivir. En una pelea también existe el riesgo de querer sobrevivir y de ahí la importancia de la evasión activa, muy importante en los trabajos de protección. Cuando vemos perros que no sueltan, perros que se sueltan, perros con signos de estrés. Orejas, cola, ojos, cuerpo, nos están indicando que la evasión está presente y que el perro no la puede controlar; por otro lado, un perro seguro con sus instintos balanceados a través de la evasión tendrá que ir a su instinto de agresión para estabilizarse y volver a cambiar a presa. Pero si podemos encontrar varios ejemplares balanceados en sus instintos porque todos los perros son diferentes, pienso que es debido a su carácter. En su carácter podemos encontrar como características de conducta las que definen a un individuo. Y de ahí podemos ver su temple, temperamento, agresión, nobleza, impulsividad, permisividad, etc.


Y otro aspecto fundamental es la anatomía, perro grande, mediano o chico, sustancioso o no, pata corta o pata larga, largo o corto. Son muchos factores que intervienen. Podríamos pensar en gustos estéticos, pero sin duda va más allá y la suerte es fundamental. Cuando seleccionamos un cachorro es un albur saber cómo va a desarrollarse de adulto.


Esto, en conjunto con una buena preparación y el mejor uso de sus sentidos, sin duda son los ingredientes que podemos observar en el trabajo de protección.


Un perro que utiliza bien su vista y no deja que la presa lo sobrepase en un ataque, seguramente tendrá buenas llegadas, los perros que tienen exagerada presa son muy rápidos; los perros violentos son diferentes, son perros con mucha presa y con una buena agresión.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo