Exposiciones de Crianza y Selección

Actualizado: 18 ago 2021


Por. Daniel Rivera


El hombre por naturaleza busca la competencia que lo posicione en un plano superior, de preferencia sobre otros y obviamente que lo conduzca a una mejora. Comúnmente competimos contra terceros, pero a nosotros mismos no nos superamos, deseamos tener más y mejores posesiones, las mascotas no son la excepción y para quienes gustamos de los perros nos ocurre justo eso, deseamos tener un perro maravilloso, un perro capaz de provocar la envidia de los demás, al mejor acompañante, el mejor guardián para nuestra familia y hogar, para muchos el Pastor Alemán reúne todos los requisitos y lo vemos como la raza más completa, versátil, noble, valiente y equilibrada que existe entre todas las razas.


Muchos encontrarán en las exposiciones caninas el lugar perfecto para satisfacer todas sus necesidades de reconocimiento y sentirse ungidos por los dioses de la celebridad y el ego; sin embargo, el real espíritu de las competencias caninas -en mi particular punto de vista-, no debe ser otro sino el de tener pleno conocimiento de las virtudes y defectos que poseen nuestros ejemplares, conocer la opinión experta de jueces y criadores que nos ayuden a desarrollar planes para nuestra crianza, replicar modelos que han sido comprobados como efectivos, tomar lo bueno y desechar lo que consideremos malo. En una sola palabra, “mejorar” la raza, aportar con nuestra crianza para tener cada vez más y mejores ejemplares, intentar llegar a donde otros ya llegaron e ir más lejos. Si todo eso lo podemos hacer en compañía de nuestras familias y amigos, divirtiéndonos, generando buenos recuerdos, pues entonces probablemente tengamos muy buenos motivos para tomar a nuestros perros y asistir a las exposiciones de crianza en la Federación Canófila Mexicana.

Ahora bien, las opiniones de jueces especialistas, que son en su mayoría criadores muy reconocidos por sus logros, trayectoria y experiencia, nos señalan las cualidades morfológicas y de comportamiento de los ejemplares que después quieran ser utilizados para la cría.

No se trata exclusivamente de un “espectáculo canino de belleza”, sino de un acto de gran responsabilidad en el que los jueces especialistas pueden certificar la calidad de los perros en el momento de sus juicios, las condiciones físicas y psíquicas mostradas durante la exposición, además de una apuesta o predicción de lo que podemos esperar un día de nuestros ejemplares para tener una crianza exitosa y contribuir con perros sanos, con cualidades, que les permita desempeñar labores propias de la raza, sin dejar de lado la belleza.

Por lo tanto, la labor de un juez dentro de un juzgamiento en una exposición de crianza de la raza Pastor Alemán, consiste en:


  • Observación y descripción individual de cada ejemplar, se realiza una evaluación apegada al estándar racial.

  • Evaluar la sensibilidad mediante el control de la reacción al sonido que emite un disparo, comportamiento con otros perros, gente y el entorno en general.

  • Analizar el movimiento al paso y al trote, la ganancia de terreno, fuerza y relación de su estructura con su dinámica.

  • Capacidad de resistencia y condición física.

  • Presentación, manejo, estética y temperamento del ejemplar.

  • Los juicios y calificaciones obtenidas corresponden al desempeño de los ejemplares en el momento de su presentación, no se debe evaluar a un perro en competencia por sus antecedentes históricos, genealogía ni mucho menos por quien sea el criador o propietario, debiendo ser los ganadores de su categoría los más apegados al estándar racial.


El juez emitirá una calificación válida para la cría (“bueno”, “muy bueno” o “excelente”) solamente si la naturaleza y la apariencia son conformes con el estándar, para poder participar en las exposiciones los ejemplares deben estar sanos y preparados, son los aficionados y criadores de la raza los que se preocupan durante el desarrollo de sus perros, de la salud y bienestar que les permite poder competir en óptimas condiciones.


La presentación de los ejemplares se clasifica de acuerdo a la edad, tipo de pelo y sexo, de tal manera que los perros son evaluados en igualdad de condiciones. Una campaña se desarrolla en un año calendario, siendo la última exposición del año la más importante, a esta exposición se le denomina Sieger mexicano de crianza FCM-FCI, aquí se dan cita los mejores criadores de esta maravillosa raza con sus ejemplares previamente registrados en el libro de orígenes mexicano FCM, única organización en México con reconocimiento de sus pedigrees en más de 120 países, incluyendo a la SV a través de la VDH, miembro de la FCI.

237 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo