Estudio de la cinognosis y zoognosis canina (2ª Parte)

Actualizado: 18 oct 2021

LECCIONES PARA EL EXAMEN TEÓRICO COMO JUEZ DE EXPOSICIÓN


Por. Gabriele Pettinaroli


En la pasada edición, compartí con ustedes la primera parte del estudio de la Cinognosis y Zoognosis Canina, la cual complementa con la información contenida en esta segunda parte.


Continúo con las siguientes partes del cuerpo:


CUELLO (Cefálica - Barra cervical)

En forma de tubo -Base anatómica siete vértebras cervicales- el Atlas sostiene la cabeza, el Epístrofe hace que rote; el proceso de odontoide en forma de diente es de gran importancia. Con el collar de estrangulamiento, actuando por desgarro, el proceso de odontoide baja hasta el punto de dañar la médula espinal y lleva al perro incluso a la muerte.


El cuello debe ser considerado de acuerdo a la raza a la que pertenece. Está unido a la nuca por la articulación Atloideo-Occipital. El margen superior es ligeramente convexo; en la parte inferior corren la tráquea y el esófago; el pelo corto cubre toda la región según las razas.

CONFORMACIÓN

Está subordinada a la forma, dirección y tamaño. El apego con respecto a la forma puede ser: piramidal o recta, arqueado o cisne.


La forma piramidal es cuando los márgenes del cuello se extienden en línea recta desde el tórax hasta la nuca, una forma favorable para todos los movimientos. Cisne es cuando el margen dorsal del cuello es concavilíneo en la parte inferior, con esta forma, la cabeza es llevada en alto y le da al perro gran elegancia, pero es perjudicial para los aires fuertes ya que se mueve demasiado hacia atrás el centro de gravedad del cuerpo, cargando demasiado la parte trasera.


DIRECCIÓN

Es importante en la mecánica de la marcha. Puede ser cerca de la vertical-horizontal-intermedia entre las dos.

  • Cerca de la vertical: la cabeza alta, elegante, pero la parte trasera cargada no es propicia para la velocidad. Esta dirección es defectuosa para el P.T. ya que da una marcha que cubre poco terreno.

  • Horizontal: el borde superior está en la extensión de la línea dorsal o ligeramente más abajo. El centro de gravedad está muy adelante y, por lo tanto, sobrecarga el frente. Muy ventajoso para los perros que desarrollan velocidad.

  • Intermedia: posición que existe cuando el plano longitudinal medio del cuello forma un ángulo recto con el plano vertical que pasa entre las espinas acromiales de las escápulas. Se dice que la dirección es oblicua cuando forma con el hombro un ángulo de 45°, dirección ideal que permite los más amplios movimientos de flexión y extensión. Así, en el perro se facilita más el movimiento del centro de gravedad.


DIMENSIONES

En relación puede ser largo o corto-pesado o ligero. Longitud desde la apófisis occipital hasta la mitad del borde frontal del hombro.

Largo: cuando es igual o superior a la longitud total de la cabeza; valioso para perros rápidos o trotadores.

Corto: cuando no alcanza la longitud total de la cabeza; mérito para los perros que no necesitan velocidad, pero sí una mandíbula fuerte (Bulldog - Mastiff).


Defecto absoluto: cuello escuálido porque además de no estar en armonía con las partes del cuerpo, denota una constitución débil o poco resistente.


Defecto relativo: el cuello pesado y carnoso sobrecarga demasiado la parte delantera y, según la raza, es más o menos negativo.


Cuello bien unido: se dice que está armoniosamente mezclado en la parte superior con la cruz, en los lados con los hombros y en la parte inferior con el pecho.


Seco y limpio: cuando la piel que lo cubre está bien adherida al subcutis y no forma papada. Un cuello seco se mueve más fácilmente y denota al sujeto datos de buenas sangre y salud.



PRINCIPALES REPRESENTACIONES

DE LA ESTRUCTURA MUSCULAR Y ESQUELÉTICA

Musculatura

  1. Músculo Temporal.

  2. Gran músculo cigomático.

  3. Músculo elevador nasolabial común.

  4. Músculo canino.

  5. Músculo buccinador.

  6. Músculo masetero.

  7. Músculo digestivo.

  8. Músculo parótido-auricular.

  9. Músculo del esternón-hioideo.

  10. Músculo cefálico del esternón.

  11. Músculo omotraqueal.

  12. Músculo deltoides escapular.

  13. Músculo deltoides acromioide.

  14. Músculo pectoral transversal.

  15. Músculo del bíceps.

  16. Músculo braquial anterior.

  17. Largo músculo ancestral.

  18. Músculo ancestral lateral.

  19. Músculo extensor del metacarpo anterior.

  20. Músculo extensor del metacarpo lateral.

  21. Músculo flexor oblicuo del metacarpo (o cubital).

  22. Músculo flexor lateral del metacarpo.

  23. Músculo pectoral ascendente.

  24. Músculo recto abdominal.

  25. Gran músculo abdominal oblicuo.

  26. Músculo tensor de la fascia lata.

  27. Músculo tibial anterior.

  28. Músculo flexor de la falange profunda.

  29. Músculo largo extensor de los dedos.

  30. Músculo corto extensor de los dedos.

  31. Tendón de Aquiles.

  32. (31.a) Músculo flexor superficial del dedo.

  33. Músculo tríceps suralis (gastrocnemio).

  34. Músculo semitendinoso.

  35. Músculo semimembranoso.

  36. Músculo coxígeo.

  37. Músculo vasto largo o bíceps femoral.

  38. Músculo parameral.

  39. Músculo glúteo superficial.

  40. Músculo psoas (descubierto por la aponeurosis dorso-lumbar).

  41. Gran músculo dorsal.

  42. Músculo retroespinoso.

  43. Músculo trapecio (dorsal y cervical).

  44. (42.a) Músculo angular del hombro.

  45. Músculo braquiocefálico (o mastoideo-humeral).



Esqueleto

EVOLUCIÓN DEL ESQUELETO



  1. Hueso intermaxilar.

  2. Mandíbula superior.

  3. Frente.

  4. Caja craneal-hueso occipital.

  5. Arco cigomático.

  6. Mandíbula inferior.

  7. La cuenca del ojo.

  8. 1ª vértebra cervical.

  9. 6ª vértebra + 7ª vértebra de inicio.

  10. 1ª costilla de la cavidad torácica.

  11. Costilla.

  12. 13ª costilla del extremo de la cavidad torácica.

  13. Quilla.

  14. Esternón.

  15. 3ª vértebra torácica.

  16. 13ª vértebra torácica.

  17. 3ª vértebra torácica.

  18. 13ª vértebra torácica.

  19. Sacro.

  20. Vértebras caudales (de la cola).

  21. Escápula.

  22. Antebrazo.

  23. Radio.

  24. Cúbito.

  25. Carpo.

  26. Metacarpo.

  27. Falanges.

  28. Pelvis.

  29. La articulación pélvica.

  30. Fémur superior.

  31. Rótula.

  32. Fémur inferior.

  33. Peroné.

  34. Tarso.

  35. Metatarso.

  36. Falanges.


Estándar de origen



Otro esqueleto después de la década de 1950, construido por Gabriele Pettinaroli


LA COLUMNA VERTEBRAL O EL RAQUIS

Se encuentra en la parte media y superior del tronco, formado por muchos anillos articulados llamados vértebras, que son 30. Tienen diferentes formas según la región a la que pertenecen, pero todas están construidas del mismo tipo.


El Raquis se extiende desde el Atlas (1ª vértebra) hasta la cola y constituye la envoltura de la médula espinal. Por lo tanto, la columna vertebral se divide en cervical-dorsal-lumbar-sacro-caudal.


La columna vertebral no es recta, sino que tiene curvas que varían en número y posición según la región a la que pertenecen. Curvas cervical, dorsal y lumbar. Las curvas dorsales y lumbares son importantes al evaluar la aptitud para el trabajo de una raza determinada. La curva lumbar es más convexa (es decir, un puente construido en un arco es siempre más resistente que un puente recto); de no ser así, podría descolgarse fácilmente bajo el peso de los órganos abdominales. En este punto es bueno dar explicaciones sobre la espalda llamada cifotica (o carpa) y la espalda adelantada.


La cifosis comienza desde la primera vértebra dorsal y sube hasta la última vértebra lumbar formando un arco muy pronunciado; la lordosis es el defecto opuesto. Por lo tanto, es bueno conocer a fondo estas curvas fisiológicas de la columna vertebral para no caer en el error de confundir la cifosis con la curva lumbar, lo cual es un mérito absoluto.

TRONCO

Se representa aproximadamente como un cilindro ligeramente aplanado en los lados. Está limitada por dos cavidades:


1) Cavidad torácica: que contiene los órganos de circulación y respiración.

2) Cavidad abdominal: que contiene los órganos de los sistemas digestivo y genital.

PLANO DORSAL DEL TRONCO 1



En este plano distinguimos las cuatro regiones, a saber: cruz, espalda, riñón (lomos) y grupa.


Cruz: limitado a la parte delantera superior del tronco (antes del margen cervical del cuello -después la espalda- a los lados los hombros). Base anatómica las primeras ocho vértebras dorsales. Tiene gran importancia la cruz en la mecánica, ya que es la zona donde convergen importantes grupos de músculos provenientes del cuello y la grupa (trapecio - romboide).


Las apófisis espinosas de estas ocho vértebras dorsales, son brazos de palanca en los que se insertan el ligamento cervical y los músculos de la espalda y, por lo tanto, la acción combinada de estas fuerzas, que actúan sobre la masa cabeza-cuello y sobre el endurecimiento de la columna dorso-lumbar, podrá transmitir plenamente el impulso generado por los cuartos traseros sin desperdiciar energía.

Fortalezas y debilidades: una excelente cruz debe ser alta y larga.

La cruz alta, un valor absoluto para todas las razas, depende principalmente de la longitud y la oblicuidad de las apófisis espinosas dorsales. Esta inclinación se asocia con una inclinación opuesta de las apófisis espinosas lumbares, por lo que el tracto lumbar es bien sólido cuando una fuerza tiende a bajarlo. Si una perra tiene una cruz alta y larga, es poco probable que aumente durante el embarazo.


A diferencia de la cruz alta y larga, tendremos una cruz corta y plana cuando la espalda es más larga y la parte delantera más baja: en este caso el perro tiene dificultades para reunirse en la espalda, ya que el centro de gravedad se desplaza hacia adelante, por lo que el saltar y galopar se llevará a cabo con dificultad.


En tanto que alta y corta, al tener las apófisis espinosas de las vértebras más cortas, el perro está sujeto a un excesivo y repentino descenso de la convexidad de la región lumbar. En ambos casos esta conformación es defectuosa.


Una de las causas por las que algunos perros se definen como altos en los cuartos traseros, es precisamente porque la cruz es demasiado baja, otras veces, en cambio, la causa se encuentra en la pobre angulación de los cuartos traseros, o en un desarrollo deficiente de los miembros delanteros causado por el raquitismo.


Consideraciones sobre la “rotura de la undécima vértebra”. Definición incorrecta y, por lo tanto, es más apropiado decir “perfil dorsal discontinuo, en correspondencia de la 11ª vértebra dorsal”.

Sabemos que las vértebras, incluida la 11a, son perfectamente normales. Queda por demostrar por qué esta discontinuidad en el perfil dorsal ocurre en ciertos perros. Las causas pueden ser una cruz alta y corta y un desarrollo insuficiente del músculo largo de la espalda.


Con la cruz alta y corta, cuando las apófisis espinosas, aunque altas, no tienen esa deseable inclinación hacia atrás, es decir, son casi perpendiculares a las mismas vértebras, en consecuencia, el perfil dorsal entre la última apófisis espinosa de la cruz y la vértebra dorsal más cercana experimenta un salto abrupto, interrumpiendo así la línea de continuidad del perfil que sería normal si las apófisis estuvieran debidamente inclinadas.


Normalmente una cruz alta y corta es también ancha y por lo tanto defectuosa, como una cruz aguda. En medium stat virtus, como enseñaron los latinos. Cuando por razones estructurales el músculo dorsal grande está insuficientemente desarrollado y la conformación de la cruz es alta y corta, el salto dorsal entre la 11ª vértebra y la apófisis espinosa de la cruz será más marcado.

Límites de dorso

Entre la cruz y los riñones (lateral a las costillas): base anatómica de las últimas vértebras dorsales siguiendo las de la cruz. Los músculos y ligamentos son el gran dorsal y el ileo espinal.

Ventajas y defectos: considerando la espalda como un todo, debe ser recta con una ligera inclinación de adelante hacia atrás, para que el empuje de la parte trasera, pueda ser transmitido sin dispersión hacia el frente. Esta inclinación permite que el centro de gravedad se desplace ligeramente hacia atrás, aligerando así la parte delantera que, como sabemos, es el bípedo de apoyo.


Esta conformación es un mérito. Los dos defectos de la espalda son:

  • La Cifosis o la convexidad.

  • La lordosis o la inselación.


Cifosis defectuosa, porque si consideramos la fuerza que surge de la apertura de la tibio-tarso-metatársica (corvejón), cuando esta fuerza va más allá de la grupa encontrándose con esta joroba, inevitablemente se reducirá al seguir el paralelogramo de fuerzas. De esto resulta que parte de este impulso se pierde y en consecuencia la funcionalidad se reduce.

Así que debemos deducir que esta conformación del lomo es perjudicial para el trote, pero lo es más para el galope y aún mayor para los aires rápidos, ya que esta conformación da solidez al animal, pero reduce enormemente la elasticidad.


Inselación o Espalda Cóncava (Lordosis): esta definición se da para indicar la curva cóncava de la línea dorsal que comienza desde la última vértebra de la cruz y se extiende hasta el hueso sacro.


La causa se encuentra en el comportamiento entre vértebras y en los procesos espinosos de la cruz, la laxitud de los ligamentos y los músculos subdesarrollados. Por lo tanto, un perro con esta constitución particular, debe desarrollar más trabajo para oponerse a esta bajada, restando fuerzas a la función posterior.

Aquí también se aplica la misma teoría que para la espalda cifotica por la cual las fuerzas se dispersarán según el paralelogramo. Este hecho hace que se considere a la inselación entre los defectos más graves, porque prácticamente hace inutilizable al sujeto.