Entrevista a Federico Arellano, Criador de la raza pastor Alemán con el afijo Von Hause Farel

Actualizado: 8 feb


Por. Revista el Pastor Alemán en México


Tuvimos oportunidad de conversar con Federico Arellano, lo cual la revista El Pastor Alemán en México le agradece profundamente, en ocasión de su asistencia como juez en una exhibición de la raza Pastor Alemán, de la cual también tiene experiencia como criador. He aquí sus conceptos respecto a la actividad de juzgamiento.


¿Ya conocías a los jueces?

Ya tenía el gusto de conocer un poco de la historia de ambos jueces, pero no tenía el gusto de haber estado con ellos en algún evento y en el que pudiéramos compartir nuestras experiencias, menos conocer cuál es su punto de vista respecto al juzgamiento de un perro en particular. Sin lugar a dudas algo totalmente diferente.


¿Cuál es tu opinión de ellos?

Para mí siempre será muy grato reconocer que un juez se preocupe por un aprendiz y trate de transmitir su conocimiento y experiencia durante un evento, esto sin duda alguna habla de sensibilidad, fraternidad y voluntad al transmitir sus conocimientos para un servidor que en todo momento trate de ser un buen aprendiz. Fue de mi agrado interactuar con ellos ya que nunca será lo mismo tener una conversación de algo imaginario respecto a sus gustos, preferencias y su juicio sobre algunos perros que son del dominio público. La diferencia fue que en esta ocasión tuvimos la oportunidad de tener perros enfrente de nosotros, perros que no conocían en su mayoría, y poder conocer más sobre sus gustos y preferencias en particular de lo que debe de ser un Pastor Alemán, independientemente de lo que dicta la norma racial. Es importante tener presente que en la apreciación de un juez tendrá que poner en una balanza lo que debe ser un Pastor Alemán, con lo que a él le gusta del Pastor Alemán e incluso lo que él ha criado, entonces podremos ver cuál fue su tendencia en los resultados y la premiación que (le) otorga a cada uno de los ejemplares en la pista;desde mi particular punto de vista su juzgamiento fue acertado, aunque un tanto prolongado en tiempo.


¿Algún comentario que los jueces te hayan compartido para mejorar la crianza del Pastor Alemán en México?

Me hubiera gustado que esta pregunta la hubieran contestado directamente ellos hacia los participantes que nos encontrábamos presentes el día del Sieger, sin embargo, durante el desarrollo del evento siempre estuvo presente algo que para mí fue de mucho agrado, esta constante fue que en la mayor parte de las categorías que se pudieron haber presentado, desde la más joven hasta la categoría de perros de trabajo, siempre existió y estuvo presente el gusto de reconocer buenos ejemplares que pudieran ser dignos de presentarse, incluso en escenarios internacionales; como mexicano me da gusto compartir mi experiencia al responder esta pregunta, ya que sin duda los propietarios de aquellos perros que quedaron clasificados en los primeros lugares pueden hacer una introspectiva y una evaluación de su crianza que les permite tener presente que van por un buen camino, Aunque también debemos tener muy presente que seguimos siendo un país con una escasa participación en la categoría de perros de trabajo y que sin lugar a dudas necesitamos invertir en ello.


¿Qué calidad percibes en la crianza del Pastor Alemán en México?

Como lo decía en la pregunta anterior para mí es grato ver que existen ejemplares de un nivel muy alto y que han sido perros criados en nuestro país; es un gusto ver que hay personas con trayectoria y otros que son relativamente nuevos, pero que hoy en día forman una constante de personas entusiastas, disciplinadas; esto se refleja en los podios de premiación, no cabe duda que esto no es sólo porque ellos decidieron y aprendieron de forma autodidacta, sino que han formado equipo con aquellos criadores de reconocida trayectoria y es ahí donde hago énfasis en un punto que debemos tomar siempre en cuenta, que se pueda hacer sinergia y buenos equipos de trabajo y que no importe el número de perros que podamos presentar sino la calidad de los mismos y nuevamente también exhortando a llevarlos hasta la parte cumbre de la trayectoria de un buen perro que es la titulación. Considero que entonces podremos ver qué tanto hemos evolucionado en la crianza de esta bella raza de Pastor Alemán.

¿Coincidiste con las apreciaciones y los ganadores de los jueces?

Para mí fue y ha sido una grata experiencia que durante la oportunidad que me ha brindado la Federación Canófila Mexicana, he tenido la posibilidad de ser objetivo y analítico con mis conocimientos para poderlos comparar. Afortunadamente hubo la constante de buenos aciertos, pero cuando estos no coincidían con la apreciación de un servidor, siempre pregunté (el) porqué y este porqué siempre tuvo una respuesta que justificaba la diferencia que existía entre nuestros puntos de vista, una respuesta que me permitió comprender aspectos, por ejemplo: Cómo son los gustos y preferencias de cada juez y esto fue una constante en los últimos tres eventos en los cuales he tenido la oportunidad de participar en el juzgamiento de Pastor Alemán .


¿Cuáles son las razones más importantes por las que no has coincidido con los jueces?

Para contestar esta pregunta me gustaría hacer énfasis (en) que existen varios momentos en que las decisiones de los jueces pueden cambiar conforme va transcurriendo el juzgamiento; en la primera etapa de la evaluación de los perros para mí fue grato ver cómo mi apreciación era muy semejante a la de los jueces. Podría comparar lo que veían al tener un perro en frente de mí y distinguir las carencias que presentaban algunos ejemplares y ver las bondades de otros; podía ver plasmado el conocimiento que he adquirido a través del tiempo. Después venía una etapa que era la de los perros juntos y podríamos comparar a los ejemplares estando estáticos, aún sin presentarse la etapa de perros en movimiento y ver que se podrían mantener también esos lugares… era agradable ver que continuaba la misma constante, después muchas cosas pueden cambiar… Y es aquí donde un aprendiz, un criador y un aficionado debemos poner atención, ya que muchas veces pensamos que los perros que trotan rápido, que tienen gran empuje, tienen que ser colocados siempre en los primeros lugares, pero no siempre sucede así, (pues) un perro es juzgado en su anatomía, tener los menos defectos posibles y apegarse lo mejor al estándar racial y el deber ser es ahí donde surge un criterio propio del juez en tomar la decisión de poderlos colocar de acuerdo a un criterio objetivo… esto a veces no es del gusto de los que estamos acostumbrados a ver, por ello llegamos a discrepar en opiniones.

¿Qué aprendiste de este juzgamiento?

Mucho, siempre se aprende mucho, siempre se aprenden detalles que llegan a ser la gran diferencia entre los jueces y las personas, aspectos que siempre debe considerar un juez al presentarse frente a un grupo de criadores que van con el gusto de que evalúen a sus perros y poder conocer en qué situación se encuentra su crianza respecto a los demás competidores y amigos, aprendí también que un juez tiene que ser sensible y empático, pero también estricto y marcar bien desde un inicio su directriz de juzgamiento para que las personas podamos entender cuál será su manera de juzgar. Me deja también una gran enseñanza que entre los diversos jueces he tenido la oportunidad de asistir, ya que en algunas ocasiones llegamos a escuchar sólo cosas bonitas de nuestros perros, que es lo que muchos queremos escuchar, pero no entendemos por qué en la pista las cosas pueden cambiar; diría que tal vez un juez tendría que ser menos “político” y más claro en expresarle al público las cosas que desde su óptica pudieran ser mejores en la crianza de los ejemplares y así cada propietario tendrá que conocer qué es lo que puede tomar de sus perros para continuar con su crianza en esa línea, o probablemente hacer una reflexión y realizar algunos cambios que le permitan mejorar a través del tiempo.


Reconocemos la solidez de conocimientos que posee Federico Arellano en materia de juzgamiento y crianza, porque a pesar de ser relativamente un novel en la tarea de evaluar en pista a ejemplares de la raza Pastor Alemán, es evidente que trata de aprender de las actuaciones y conocimientos de aquellos que ya tienen experiencia sobrada en dicho menester. Por lo anterior, nos complace felicitarlo y agradecerle el tiempo que nos brindó para esta charla.

158 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo