Crianza Nacional


Por. Alejandro Arias R.


México actualmente presenta una pasión desenfrenada y en crecimiento por el Pastor Alemán, haciendo de éste uno de los países a nivel mundial con mayor participación. En Europa, estos son los países más representativos: Alemania, Italia, Francia y España; en América: Argentina, México, con una influencia muy grande en el mundo y con éxitos internacionales muy significativos. Ecuador se ha posicionado como uno de los países fuera de Europa con mayores éxitos, y China, sin duda el país con el mayor crecimiento e influencia en la colocación de los ejemplares a nivel mundial, sí, esta influencia recae en la compra exagerada en cantidad de ejemplares y costo de los mismos.

Sobre los perros más sobresalientes en el campeonato mundial (Sieger SV) recae un signo de pesos y los deseos de los apasionados de la raza para poder utilizarlos como reproductores, siendo China quien impone los valores. México se ha venido convirtiendo en un participante de alta relevancia en el plano internacional, criadores comprometidos con la raza y grandes aficionados se proyectan con sus ejemplares en realizar cruces importantes, así como ser participantes internacionales de los campeonatos de la raza y traer ejemplares sobresalientes y de sangre con gran poder genético, logrando tener acceso a esa sangre lo que resulta en crías sobresalientes nacidas en México. Esta es la manera en la que se engrandece la crianza de nuestro país, para que algunos criadores con visión puedan realizar cruces con objetivos claros y precisos y así tener ejemplares de calidad internacional.


La participación de México en el plano internacional se ha visto enriquecida gracias a estos fervientes aficionados, incluso ejemplares de criadores nacionales que no tienen la oportunidad de participar fuera del país por diversas causas, definitivamente tienen la calidad para poder tener éxito más allá de la frontera, debemos impulsar estas crías nacionales y que no decaiga el entusiasmo, sí es posible criar con devoción y convicción para obtener excelentes resultados, pero sólo se logra con esfuerzo, trabajo, paciencia y, sobre todo, siguiendo las reglas y guiándose de acuerdo al standard.


Reproducción

La reproducción del Pastor Alemán va más allá de sólo un apareamiento entre ejemplares de la misma raza, merece un compromiso leal y profundo, y mayormente ser objetivo en la planificación de los cruces; existen dos tipos de apareamientos: Genotipo y Fenotipo.


Genotipo es la forma en que se transmite la herencia biológica entre generaciones, es decir, las características anatómicas que se van repitiendo y fijando entre su descendencia. El genotipo se encuentra en el ADN de cada individuo.

El fenotipo son las características físicas que definen un ejemplar, color, forma de ojos, complexión física, patrones de piel y pelo.

Como criadores, de acuerdo a esto debemos ser muy objetivos en la selección del macho para nuestras hembras; la reproducción por amistad entre aficionados debe ser desechada y sólo con una planeación adecuada podremos tener éxito y principalmente reproducir únicamente ejemplares que cubren los requisitos; edad, salud, articulaciones sanas, evaluación anatómica y de temperamento. Las cruzas que sean realizadas sin cubrir estos requisitos no deben ser permitidas.

Seleccionando machos para reproducción

La selección del macho para nuestras hembras es parte fundamental en el tipo de crianza en la cual basamos nuestros objetivos, antes que otra cosa, es no cegarse frente a nuestros ejemplares y definir defectos y virtudes, así que primero definamos lo bueno de nuestras perras para darle continuidad y después los defectos de ella, posteriormente hagamos una búsqueda de los sementales que así mismo tengan las virtudes de nuestra hembra, y de los seleccionados observemos quién sobresale en no tener lo negativo de nuestras perras, y ya que ambos padres comparten las partes positivas similares, es muy probable que estas partes se fijen en los cachorros. Algunos ejemplares de la camada heredarán los defectos de la madre y otros fijarán lo positivo del padre, es aquí donde el criterio del criador debe ser lo más objetivo al momento de hacer selección en la camada y guardarse el cachorro que ejemplifica lo positivo de ambos padres y sobresale con lo bueno que proyectamos mejorar, y aunque no siempre la carga genética se hereda como planeamos, debemos ser íntegros en la forma de hacer las cruzas.

Sabemos que los que estamos en este lado del planeta tenemos la gran disyuntiva de no tener a la mano los grandes reproductores europeos y cabe mencionar que, así mismo, tener los medios para realizar cruces al otro lado del mundo está al alcance de sólo unos pocos apasionados, recordemos que campeón y campeona no siempre dan campeoncitos, entonces la crianza mexicana debe basarse mayormente en los ejemplares nacionales y extranjeros, con los mayores potenciales aptos para transferir su carga genética o su fenotipo.

Saber qué ejemplares debemos elegir para reproducción es un compromiso con la vida, con la raza y con nosotros mismos, honestidad es el primer paso. Los pastores en cuestión deben ser aquellos que ya cumplen con los requisitos (que ya mencionamos anteriormente), que pueden parecer requisitos excesivos, pero todo lo contrario, es apenas la base para sostener una raza tan recurrida en su uso a nivel mundial. La salud es el primer objetivo, físico y mental, para poder continuar el crecimiento de la raza, esto no debe ser omitido y más bien ser un credo a seguir para todos los aficionados, los nuevos y los ya establecidos.


Las nuevas técnicas que tenemos a la mano para saber cuándo es el momento adecuado para los apareamientos son una gran herramienta, la citología exfoliativa y actualmente las pruebas de progesterona en sangre nos dan información precisa del momento de ovulación para tener éxito, casi 100 % garantizado para lograr gestación, incluso durante la misma saber los niveles, información importantísima para evitar absorciones y pérdidas embrionarias.


Nacimiento, cuidados y selección

El parto es una emoción indescriptible, los sueños nos sobrepasan en el momento de poder ver los nuevos cachorros, nuevas promesas, nuevos proyectos nos llenan a los criadores. Es este el momento clave para la vida de un criador comprometido, pero es aquí cuando el descuido y la falta de compromiso, desinterés y principalmente la falta de higiene, son las causas principales en la muerte de neonatos. Los cuidados nunca son excesivos; desparasitación a los 21 días de nacidos, comenzar vacunación a los 30 días, con vacunas de última generación. Es importante que un criadero con ejemplares de diferentes edades y que entran y salen de las instalaciones, estén separados del contacto con los cachorros para su preparación, hasta que estén protegidos por completo, NO escatimar en la calidad de los medicamentos debe ser obligado para maximizar la protección y así la vida de los cachorros.


Selección es uno de los momentos que como criador más se disfrutan en la vida del Pastor Alemán, es el momento en que visualizamos nuestro próximo proyecto, el momento en el que comenzamos a volar junto a ese cachorro, subjetivo es el día para hacer esta selección, diferentes opiniones se dan de ese punto. Para mi propia experiencia en más de 29 años como criador, es el día 45 de nacidos, ese el día en que podemos apreciar en proporción al cachorro de cómo se podría ver ya de adulto, su anatomía es muy proporcionada a cómo podría llegar a construirse al final de su crecimiento, es muy probable que de una camada otro ejemplar en algún punto de sus primeros meses de vida se desarrolle mejor que aquel que seleccionamos, sin embargo, si en la selección fuimos completamente honestos y leales al standard, estaremos satisfechos con la elección que hicimos, la paciencia es una cualidad difícil de adquirir como criadores, pero que al final del camino es bien recompensada.


Objetivos y proyectos

Parte fundamental en la crianza es el momento donde exponemos nuestros ejemplares a los especialistas, jueces y criadores exitosos en la raza, donde junto a los demás criadores y aficionados nos sometemos a sus evaluaciones y juzgamientos, es aquí donde nuestras decisiones en la selección de los cachorros las veremos reflejadas y aterrizadas, y aunque las opiniones son subjetivas (gustos y apreciaciones personales de cada juez) es por fuerza la única manera en donde la crianza aterriza los objetivos, es así como el SIEGER o Campeonato Nacional se convierte en el máximo escaparate para los pastores alemanes, la máxima categoría Adultos con Título es hacia donde todos los criadores debemos dirigirnos para competir y de donde saldrán los próximos reproductores, que cumpliendo con todos los requisitos del Pastor Alemán son los máximos exponentes de la raza.

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo