Bases del primer adiestramiento del un cachorro de Pastor Alemán


Por. Rubén Borja


En este artículo te ayudaré dándote algunos consejos que serán de mucha utilidad para lograr que tu cachorros Pastor Alemán hagan sus evacuaciones en un lugar adecuado y no dentro de la casa.


Alrededor de las tres semanas de nacidos, los cachorros Pastor Alemán con la ayuda de su madre comienzan a retirarse del centro del nido para satisfacer sus necesidades fisiológicas de orinar y defecar. Durante las primeras dos semanas de vida los cachorros Pastor Alemán necesitan que su madre lama sus vientres y genitales para que ese tibio masaje estimule su reflejo de micción y defecación. Con este comportamiento instintivo la madre logra mantener no sólo la salud de su camada, sino que además mantiene limpio el nido, evitando con ello la proliferación de bacterias y hongos que podrían poner en riesgo la vida de sus cachorros.


Una vez enseñado el cachorro a alejarse del centro del nido para hacer del baño, este comportamiento será mantenido durante toda la lactancia y ya después de su destete será trasladado a su nuevo entorno, siendo este comportamiento un instinto permanente que tu perro mantendrá, aunque con otro tipo de rituales durante toda su vida.


Cuando tu cachorro Pastor Alemán llega a casa es muy importante que todos en la familia seamos cuidadosos en iniciar su adiestramiento en lo referente a la higiene dentro y fuera de casa, un cachorro hasta antes de los cuatro meses no puede controlar correctamente sus esfínteres, por lo que es común que hagan evacuaciones en cualquier lugar de la casa, por lo que a continuación te daré algunos consejos que te ayudarán a lograr más fácilmente que tu cachorro no ensucie por toda la casa.

Si repasamos el comportamiento que tu cachorro Pastor Alemán tuvo cuando vivía con mamá, hablamos de que aprendió a no defecar ni orinar cerca del lugar en el que dormía y comía, así que en base a este hábito instintivo es que tu cachorro jamás lo hará cerca de su cama o de su plato de comida, por eso resulta lógico que si vive en el patio prefiera hacer dentro de tu casa, que en el lugar donde juega, come y duerme.

Te recomiendo que delimites muy bien el área en la que tu cachorro dormirá y comerá, esa área deberá ser siempre la misma, con esta simple recomendación le estarás mostrando a tu cachorro la ubicación exacta de su área limpia, a continuación determina cuál es el mejor lugar de la casa en el que te gustaría que tu cachorro satisfaga sus necesidades fisiológicas.


Una vez establecido el lugar (que será “el baño” de tu cachorro) harás lo siguiente.

Después de que tu cachorro Pastor Alemán termine de comer (en su zona limpia) llévalo al lugar elegido como “baño” (zona sucia) y permanece de pie sin hablarle durante algunos minutos, puede ser que tu cachorro obre en otro sitio, pero eso no importa, una vez que termine de hacerlo levanta las heces y deposítalas en la zona sucia y déjalas ahí, no las levantes.


Posteriormente limpia y lava con agua y jabón el sitio en el que se hizo la descarga, para que de esa manera borres el rastro que pudiera haber dejado en ese lugar.


Cada vez que tu cachorro termine de comer invítalo a seguirte a su “baño” (el sitio que elegiste para tal fin), ya verás que comenzará a olfatear las heces que dejaste ahí a propósito y ese estímulo olfativo lo invitará a deponer en ese mismo sitio; “felicidades”, tu cachorro Pastor Alemán ya ha reconocido que esa área de tu casa es su “baño” e instintivamente hará siempre en ese mismo.

Es muy importante que jamás laves el sitio de tu cachorro con jabón y mucho menos con cloro o aromatizantes de pisos, ya que si lo haces borrarás sus rastros y comenzará a ensuciar por toda la casa. El baño de tu cachorro Pastor Alemán sólo deberá ser lavado con agua corriente.


Con este simple manejo un cachorro aprende rápidamente a hacer del baño fuera de casa.

69 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo